fbpx

Elementor #714

El usufructo

¿Qué es el usufructo?

El usufructo es un derecho real de disfrute y uso de una cosa ajena. Es un tipo de derecho de propiedad que se otorga a una persona (usufructuario) el derecho a utilizar y disfrutar de un bien, ya sea tangible o intangible (Cosa material o propiedad intelectual), perteneciente a otra persona (propietario), sin ser el propietario de ese bien. Es decir, se trasmite la posesión pero no la propiedad(Según el derecho, son cosas diferentes).

¿A que tipo de bienes puede afectar?

El usufructo puede recaer sobre diferentes tipos de bienes, como inmuebles (como una casa o un terreno), bienes muebles (como un automóvil) o derechos (como el usufructo de una patente o una obra literaria). Cierto es que suele recaer más sobre bienes inmuebles.

¿Cuáles son sus características?

El usufructo confiere al usufructuario la facultad de utilizar el bien, obtener sus frutos y aprovecharlo de acuerdo con su naturaleza y destino. Sin embargo, el usufructuario no puede alterar la sustancia del bien ni disponer de él como si fuera el propietario. Por ejemplo, si una persona tiene el usufructo de una casa, puede vivir en ella y beneficiarse de los alquileres que genere, pero no puede venderla o destruirla.

El usufructo puede ser establecido por voluntad del propietario (mediante un contrato o testamento) o puede ser impuesto por ley en ciertos casos, como el usufructo legal que se concede al cónyuge viudo sobre la herencia del fallecido.

¿Cuánto dura el usufructo?

La duración del usufructo puede ser determinada (por un período específico de tiempo) o vitalicia (hasta la muerte del usufructuario). Al finalizar el usufructo, el bien vuelve a la plena propiedad del propietario, sin perjuicio de los derechos adquiridos durante el usufructo. Nuestro Código Civil establece un periodo máximo de 30 años, en el caso del usufructo por tiempo determinado.

¿Puede trasmitirse el usufructo?

El usufructo por tiempo determinado puede ser objeto de negocio jurídico, y no es necesario que este se formalice en escritura pública. Es recomendable firmar un contrato privado y registrarlo en la propiedad. De esta forma, será fehaciente frente a terceros.

¿Con que fin se constituye?

El principal objetivo del usufructo es que la persona sobre la que se constituye este derecho, pueda hacer uso de él de una forma segura y rígida. Este tipo de figura jurídica no suele ser objeto comercial en nuestra sociedad, sino que se utiliza sobre personas en las que concluyen una serie de características y se quiere a toda costa, que bajo ningún concepto puedan perder, el poder hacer uso del bien en cuestión.

Eso no es óbice que, en determinados casos, sea objeto de negocio jurídico, incluso generando beneficios. Pero no es lo común.

¿Qué requisitos legales tiene?

A priori el usufructo no requiere que se haga en escritura pública ni ante notario. Vale con un contrato privado entre las partes. Evidentemente para hacerlo más robusto, es apropiado realizarlo ante notario, pero insistimos que no es un requisito.

Según cual sea la causa por la cual se vaya a constituir el usufructo, deberá formalizarse más o menos. Ya que quizás en cierto momento, tengas que demostrar ante terceros que eres usufructuario de ese bien y así evitar problemas.

Nuestra recomendación siempre es que para este tipo de figuras del derecho y cualquier otra similar, acudas a un profesional que te asesore y realice las gestiones oportunas. De esta forma, evitarás sorpre

Deja un comentario